En Ópticas Conde Lumiares pensamos que una buena audición se puede conseguir gracias a la gran gama de ayudas auditivas que actualmente hay en el mercado y que podemos ofrecerle.

Trabajamos tanto con  la última tecnología en audífonos digitales como con accesorios para mejorar la calidad de vida de las personas que sufren de algún grado de pérdida auditiva.

Soluciones auditivas para las personas que sufren de los molestos acúfenos y dispositivos de alerta para ayudarle a llevar una vida más cómoda.

Le ofrecemos un servicio personalizado con soluciones a su medida:

  • Audiometría para valorar su pérdida auditiva.
  • Exploración del conducto auditivo.
  • Asesoramiento y adaptación de aparatos auditivos de última generación.
  • Revisiones periódicas para posibles ajustes.

Solicite una revisión audiológica y experimente la sensación de oír probando uno de nuestros audífonos sin compromiso

TIPOS DE AUDÍFONOS

  • Se colocan detrás de la oreja.
  • Están conectados a un molde a medida dentro del oído externo, mediante un tubo acústico que transmite el sonido.
  • Están recomendados para personas con pérdidas auditivas severas a profundas.
  • Es fácil de usar y resistente.
  • Permite añadir diferentes programas en la adaptación del audífono.
  • Disponibles en muchos colores, estilos y diseños

  • Su colocación y ajuste en el interior del oído hacen que su visibilidad sea mínima.
  • Apropiado para pérdidas auditivas de leve a moderada.
  • Se fabrican a la medida del oído del paciente.
  • Mayor calidad auditiva, dada su proximidad al tímpano.

  • Se colocan detrás del oído, similar a los BTE pero con un tamaño más reducido ya que no tienen alojado en la carcasa de detrás de la oreja el auricular
  • Están recomendados para personas con pérdidas auditivas de leves a severas.
  • La principal diferencia que los caracteriza es la colocación del auricular en el canal auditivo cerca del tímpano, lo que permite obtener una mejor calidad del sonido, alcanzando frecuencias agudas, reduciendo la probabilidad de feedback o pitidos y eliminando el ruido del viento.
  • Cuenta con conexiones a móviles, equipos de música y Tv.

  • Prácticamente invisible, el más discreto del mercado.
  • Hecho a medida, se acopla perfectamente al conducto auditivo.
  • Recoge el sonido de la misma manera que sus oídos.
  • Para pérdidas de audición leves y moderadas.

GRADOS DE LA PÉRDIDA AUDITIVA

Las causas más comunes de pérdida auditiva son la edad y la exposición continua a ruidos fuertes.

Son muy importantes las revisiones auditivas anuales ya que, cuanto más tarde se detecte, más complicada resulta la adaptación .

Entre el “oir bien” y el “no oir nada” hay una amplia variedad de grados diferentes de pérdida auditiva que los expertos clasifican de la siguiente manera:

  • No se oyen los ruidos suaves.
  • La comprensión verbal es difícil en entornos ruidosos.
  • No se oyen los ruidos suaves ni moderadamente intensos.
  • La compresión verbal el bastante difícil si existe ruido en el ambiente.
  • Las conversaciones deben realizarse en un tono alto.
  • Las conversaciones en grupo sólo son posibles con mucho esfuerzo.
  • Se oyen algunos ruidos muy intensos.
  • Sin la ayuda de un audífono, la comunicación es imposible aunque se haga un gran esfuerzo.

CÓMO FUNCIONA EL OÍDO

Es importante conocer cómo funciona el oído para entender qué pasa cuando se pierde audición. El oído es un órgano que convierte las ondas de sonido que están en el aire en información en tu cerebro.

El oído puede percibir desde sonidos apenas audibles hasta sonidos muy fuertes, diferenciar el volumen y la distancia e identificar la dirección de una fuente sonora de forma muy precisa.

Consta de tres partes:

Oído externo: está formado por la parte visible del oído (aurícula) y por el conducto auditivo externo. Las ondas de sonido, transmitidas por el aire, se colectan y pasan a través del canal auditivo hacia el tímpano, una membrana flexible y circular que vibra cuando las ondas golpean en él.

Oído medio: Es un espacio lleno de aire que está separado del oído externo por el tímpano. En él encontramos tres huesos minúsculos, llamados martillo, yunque y estribo. Estos huesos forman un puente desde el tímpano hasta el oído interno, y al vibrar, en respuesta a los movimientos del tímpano, amplifican y conducen el sonido al oído interno a través de la ventana oval.

Oído interno o Cóclea: tiene forma de caracol y consta de secciones membranosas llenas de líquido. Cuando los huesos transmiten el sonido, el líquido se mueve y estimula las células nerviosas del oído dentro de la cóclea. Estas células ciliadas, a su vez, envían impulsos eléctricos a través del nervio auditivo hacia el cerebro, donde son interpretados como sonido.