La ambliopía o también llamado ojo vago, consiste en la falta de calidad de visión de un ojo o de ambos debido a la falta de desarrollo de la visión en los primeros años de vida.

La ambliopía puede originarse por diferentes causas, por alteraciones en las partes transparentes del ojo (cornea, cristalino o vítreo) que impiden que las imágenes lleguen a la retina, si esto ocurre los niños han de ser intervenidos precozmente para que la visión se desarrolle, otra causa es por anisometropias, que consiste en la diferencia de graduación entre los dos ojos, lo que provoca que el niño vea borroso con el ojo que mas defecto tiene y no lo utilice, instaurándose el ojo vago, si esta anomalía se detecta a tiempo, podrá corregirse el defecto refractivo y se impedirá la ambliopía. Y la ultima causa es por estrabismo, donde el ojo desviado es suprimido para evitar la visión doble que se produce, en este caso habrá que estudiar el tipo de desviación y someter al niño a la terapia adecuada, bien con parches, gafas, ejercicios o cirugía.

El diagnostico temprano es la mejor opción para evitar la ambliopía, y los tratamientos deben aplicarse preferiblemente antes de los 4 años de edad para que sean efectivos.

Dado que la prevención es la mejor solución, a modo de ayuda enumeraremos algunos síntomas visuales que le pueden hacer sospechar de algún problema de visión.

  • Gira los ojos de manera distinta.
  • Tiene  tendencia a ver la televisión muy de cerca.
  • Excesivo lagrimeo.
  • Parece que cierra los ojos para mirar.
  • Frecuencia de orzuelos.
  • Movimientos de cabeza al leer.
  • Frecuentes dolores de cabeza.
  • Pierde la línea durante la lectura.
  • Continuamente confunde la derecha con la izquierda.
  • Se sale de los contornos al colorear.
  • Comete errores al copiar la pizarra.
  • Inclina exageradamente la cabeza cuando lee.
  • Omite letras, números y frases.
  • Exceso del parpadeo al leer.

Si detectas alguno de ellos, debes llevar a tu hijo a tu óptico optometrista especializado en visión infantil para que comience a corregir su visión desde el primer momento o para que te aconseje que debas hacer, de esta forma podremos evitar el temido ojo vago u otras anomalías visuales.

Cada año, durante el mes de noviembre, primera ópticos en colaboración con UNICEF pone en marcha su Campaña de la Prevención de Problemas visuales en la infancia, con el objetivo común de dar a los niños un buen comienzo en la vida, durante la campaña Primera Ópticos pone a su disposición su experto equipo de profesionales  para revisar gratuitamente la vista a todos los niños entre 3 y 7 años y les regala sus primeras gafas en caso de necesitarlas. No dude en ponerse en contacto con nosotros.

Juan Javier Hernandez Monje | Optico-optometrista | Opticas Conde Lumiares