El ordenador se ha convertido en la principal herramienta de trabajo  y de ocio para muchos de nosotros. Si pasas mas de ocho horas delante de una pantalla y presentas alguno de estos síntomas: Visión borrosa, visión doble, fatiga, fobia a la luz, lagrimeo, sequedad, ojos rojos, pesadez, dolor ocular, rigidez, dolor de hombros, cuello, espalda, brazos muñecas o mano, picor en la cara, la cara rojiza, hinchazón, cefaleas, nauseas, mareos o vértigos seguramente estas sufriendo el síndrome de la visión del ordenador. Estos problemas suelen estar relacionados con poca cantidad lagrimal del usuario, deslumbramientos y reflejos del monitor o mal ajuste de este.

Para evitar en lo posible todo esto debemos tomar las siguientes medidas:

  1. Intentar aumentar la frecuencia del parpadeo, no esta de más colocar una nota pegada en el monitor para recordárnoslo. Si notamos sequedad podemos utilizar lágrimas humectantes. Intentar trabajar en un ambiente con un grado de humedad entre el 40% y un 65%  y si es posible evitar el uso excesivo de aires acondicionados. Si eres usuario de lentes de contacto pide consejo a tu optometrista para que te adapte lentes con baja deshidratación y alta permeabilidad al oxígeno.
  2. Tomarse pequeños descansos cada 15 minutos, dejando de mirar la pantalla y fijando la visón en objetos lejanos.
  3. Colocar la pantalla en un lugar donde no le den reflejos de ventanas o luces, mejor si la luz entra por un lateral y evitar en lo posible paredes y mobiliario blanco porque aumentan los brillos. Hacer que el borde superior de la pantalla este siempre a la altura de los ojos (formando un angulo entre 20 y 50º por debajo de los ojos y aun mínimo de 50 cm. de distancia.
  4. Tener la pantalla limpia y los documentos que utilicemos colocarlos a distancias similares a la del monitor, si eres présbita utiliza gafas para la distancia correcta del ordenador (recuerda que igual no te valdrán para la lectura de objetos cercanos ni para mirar de lejos), la mejor opción en este caso es el uso de gafas progresivas adecuadas pare este uso que permitan enfocar nítidamente a las distancias a las que trabajamos.
  5. La silla debe ser de altura ajustable y que permita una correcta posición de nuca, espalda y hombros.
  6. Si a pesar de todo, persisten los síntomas, hacerse revisar la visión por un profesional, muchos problemas se deben a pequeños defectos refractivos sin corregir o si eres ya usuario de gafas a cambios en la refracción. Es importante que las lentes tengan tratamiento antirreflejante e incluso existen lentes en el mercado con filtros y diseños especiales que relajan el esfuerzo de la visión con el ordenador. Es importante huir de montaras de gafas con aros excesivamente pequeños ya que sus bordes interferirán con la visión, mejor grandes.

Para cualquier duda les invitamos a pasar por nuestras ópticas de Conde Lumiares donde les realizaremos un estudio y le aconsejaremos con la mejor solución posible.

Juan Javier Hernandez Monje | Optico-optometrista | Opticas Conde Lumiares