Descripción del proyecto

En año 1957 el óptico parisino Roger Pouilloux buen aficionado a los deportes de montaña inventó una lente de gran protección para la práctica del esquí. La nueva lente llamada skilynx, que revolucionaria el sector de las gafas de sol, mejoraba la luminosidad y el contraste del relieve, lo que era vital para los esquiadores de competición de la época, que sufrían muchas salidas de pista como consecuencia de no seguir correctamente el relieve de un trazado.

Tras un encuentro casual, Pouilloux le regaló unas gafas al esquiador Jean Vuarnet del modelo 02 que se proclamaría campeón olímpico del mundo de descenso gracias a la invención de la posición aerodinámico (schuss) y los primero esquís metálicos en competición, unos Rossignol Allais 60. Es entonces cuando deciden asociarse y crear la marca de las gafas de sol Vuarnet.

Su éxito se debe a la excepcional calidad de sus lentes, 100% hechas Francia y exclusivamente minerales. Con amplio espectro de colores, su característico espejo bidegradado no sólo protegen de los rayos UV sino también de los infrarrojos y la luz azul. Aportan una visión precisa sin distorsiones, resisten al tiempo y a los golpes y son 100% naturales y reciclables.

Su proyección llegó al mundo del cine de la mano de Alain Delon, Marlon Brandon, Daniel Craig (James Bond), Jeff Bridges (El gran Lebowski), Jake Gyllenjall (Everest) entre otros muchos fans de las icónicas gafas

Tras unos años desaparecidas, Vuarnet vuelve con fuerza y lo hace con más diseños, más colores, innovando con lentes graduadas y sin perder su sello la V  característica de Vuarnet (que simulan los esquíes) grabado en cada lente, garantía de autenticidad.